futbol 2021


Su gol en Krasnodar se convirtió en el empujón definitivo para que el Valencia alcanzara los cuartos de final de la competición, donde con dos más en el estadio de La Cerámica que abrían y cerraban el marcador mostró el camino a las semifinales. En enero de 1994, el hispano argentino Juan Antonio Pizzi lograba el gol 3.000 en el estadio de Zorrilla frente al Real Valladolid y ocho años más tarde el valenciano Juan Sánchez establecía el gol 3.500 en marzo de 2002 en la victoria en casa ante Osasuna.